La última pelea ayer domingo en el ring del circuito de Los Arcos correspondió a la categoría KZ2, en la que el interés radicaba, más que en el campeonato navarro, ya en la talega del piloto del Spirit Arturo Cobos; en observar las evoluciones sobre el asfalto del actual Campeón de España de la categoría, Jon Tanco y ver si Hodei Zubikarai lograba los puntos suficientes para alcanzar el trofeo vasco.

Jon Tanco, que corría esta prueba enrolado en el Spirit, hizo justicia a su condición de campeón estatal ya desde los entrenamientos oficiales adjudicándose el derecho de salir con ventaja en la parrilla de salida. Tras el banderazo verde, el guipuzcoano afincado en Pamplona, llega en primera posición a la primera curva, lugar que no abandonaría hasta el final.

La segunda manga fue más de lo mismo: Jon Tanco demostrando por qué es un piloto que disputa pruebas del mundial y del circuito europeo, Hodei Zubikarai “subiéndose por las paredes” y Arturo Cobos gestionando con maestría la mecánica, pudiendo acceder a la segunda plaza pero viéndose relegado a la tercera ante el “desmedido énfasis” del campeón vasco.