El equipo Magna Navarra Dakar ha anunciado hoy que “finalmente” no participará en el Rally Dakar 2012 debido a “problemas de última hora relativos a la juventud del motor” del vehículo con el que iba a disputar la prueba. El conjunto navarro ha lamentado esta renuncia “después de un duro año de preparación tanto física como emocional, así como de consecución de recursos para afrontar esta carrera”.

Ha señalado que no ha tenido “tiempo material para realizar un test lo suficientemente profundo” al coche como para poder afrontar su cuarta participación “con ciertas garantías”, lo que “la fiabilidad del proyecto quedaba sensiblemente comprometida”.

El Magna Navarra ha subrayado que su imagen y sobre todo la de sus patrocinadores “no puede quedar afectada por una mala planificación o un exceso de ímpetu” y que prefiere seguir trabajando en el coche para participar en 2012 “con mayores garantías”, según Efe.