UNB Obenasa comienza mañana (Fontajau, 20:30 horas) ante el Uni Girona su andadura en los playoff por el título de Liga Femenina. La clasificación del equipo para esta fase final de la competición se ve en el seno del club navarro como un premio a una gran temporada. Después de dos años llenos de complicaciones, el privilegio de poder disputar unos playoff es todo un honor para UNB, un club joven, cuyo principal objetivo a principio de temporada era la salvación.

Las chicas del Obenasa se han juramentado para superar el play-off.

Las chicas del Obenasa se han juramentado para superar el play-off.

A pesar de que se vea como un premio, eso no quiere decir que las jugadoras rosas no vayan a disputar la eliminatoria. Al contrario. Como han demostrado en todos los partidos de esta temporada, saldrán a dar la cara y a pelear cada balón.

Como afirma Rubén Lorente, “debemos poner un trozo de nuestra alma en cada momento del partido. Si no, se nos va el choque. Por plantilla y momento de la temporada, si no ponemos el 120%, no tendremos opciones de ganar el partido”. La garra y la entrega de las jugadoras deberán suplir las menores condiciones físicas de UNB respecto a Spar Unigirona.

Por su parte, Anna Caula se muestra contenta con el emparejamiento con UNB en el playoff: “Es un equipo con un estilo de juego que nos va bastante bien. Tiene dos pivots de calidad pero que son bastante interiores, y no nos crean tantos problemas como otros de más movilidad”. Además, la entrenadora de Girona destaca la figura de María Asurmendi, puesto que “es la jugadora de la casa, navarra, con experiencia en la Liga y es la que contagia la ambición en los partidos”.

Los dos duelos de esta temporada frente a Spar Unigirona no han sido muy positivos para UNB. Dos derrotas, por 47-78 y 60-43, que no impedirán que las chicas de UNB vayan a tierras catalanas con la intención de disfrutar, pelear y dar la sorpresa. La suerte está echada.

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment