UNB Obenasa ha caído esta tarde por 66-57 ante Spar Unigirona y cierra así una magnífica e histórica temporada. El tercer y definitivo partido de estos cuartos de final en los playoff por el título ha determinado que será Spar Unigirona el equipo que se enfrente a Perfumerías Avenida en siguiente ronda. A pesar de la derrota, UNB ha demostrado una vez más que trabajo e ilusión no faltarán nunca en este equipo.

Rubén Llorente alecciona a sus jugadoras en un tiempo muerto.

Rubén Llorente alecciona a sus jugadoras en un tiempo muerto.

El frío comienzo de partido dejaba claro que había mucho en juego. El pase a semifinales atenazó a ambos equipos, que sumaron unos primeros minutos llenos de imprecisiones. A pesar de que Spar Unigirona logró cierta ventaja en el primer cuarto, UNB Obenasa, sumando de 3 en 3, con triples de Revuelto y Asurmendi y un 2+1 de Sotiriou, no solo consiguió recortar la diferencia, sino que logró que el primer parcial se cerrara con tablas, 15-15.

El segundo cuarto significó el declive de UNB. Las gerundenses comenzaron el parcial sumándose a la fiesta del triple, gracias al acierto de Beld y Feaster, y no bajaron el ritmo a lo largo de los diez minutos. A pesar de que las navarras consiguieron seguir a rueda de su rival con una gran circulación de balón, su inferioridad en el juego interior se fue haciendo patente con el paso del tiempo. Jacinta Monroe se proclamó dueña y señora de la pintura y castigó una y otra vez a su rival con canastas bajo aro. Así, se llegó al descanso con un claro 40-25, los mismos 15 puntos de ventaja que en el primer duelo de la serie.

Más lucha e intensidad presentaron las navarras tras el descanso, ingredientes indispensables para engrasar la maquinaria rosa. Aunque sobre la pista las de Rubén Lorente se fueron encontrando cada vez más cómodas, un triple de Jordana cortó la reacción de UNB. El marcador al término del tercer cuarto no reflejó gran avance, puesto que una canasta sobre la bocina de Freixanet colocaba el 52-39 en el luminoso.

No hubo milagro en los diez minutos finales, pero eso no significa que UNB dejara de pelear cada uno de los balones. Por desgracia para las navarras, Monroe tampoco se tomó un descanso y continuó su gran partido en este último cuarto. Aunque UNB llegó a ponerse a 7 puntos, no fue posible la remontada. El partido se cerró con 66-57 y Spar Unigirona, en semifinales.

Al término del encuentro, Rubén Lorente se mostraba “muy orgulloso” de todas sus jugadoras, puesto que “venían de pasar años complicados en sus anteriores equipos y han demostrado que con humildad, trabajo y ambición se pueden conseguir las cosas”.

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment