Javier Urriza ya es doble campeón de remonte después de imponerse 30-24 a Julen San Miguel en la final del Torneo Kutxa 2013 de remonte profesional. De esta forma, se cala la txapela más importante del año demostrando que es el número uno de la especialidad. Lo hizo a base de recursos, a base de agarrarse al partido, sacando a relucir su defensa y su resto y confirmando que en la actualidad es el pelotari más completo del cuadro, según el blog Vive el Remonte.

San Miguel y Urriza posan con los trofeos. Foto blog Vive el Remonte.

San Miguel y Urriza posan con los trofeos. Foto blog Vive el Remonte.

El delantero de Pamplona sufrió mucho como el mismo reconoció después del partido. Comenzó perdiendo 2-7 ante un San Miguel serio, que no cometía errores. Urriza no se vino abajo y cuando calentó el cuerpo se vino arriba con una tacada de cinco tantos, que dejaban el marcador en empate. Contrarrestó bien el inicio del zaguero de Doneztebe y el choque estaba muy abierto.

La igualdad era máxima y aunque ni uno, ni otro acertaban con el saque en el peloteo se alternaban los tantos. Así, la primera ventaja de Urriza llegó en el 11-10 tras un resto. San Miguel volvió a ponerse por delante 11-12, pero fue la última vez. Contra Urriza uno debe jugar al máximo todo el rato, ya que si bajas el pistón él no deja pasar la oportunidad y es lo que hizo a partir de ese momento.

La clave del encuentro llegó en esa segunda decena de tantos. Dos fallos en el resto de San Miguel y la mejor racha de golpes y saques de Urriza rompieron el marcador. Urriza encadenó ocho tantos seguidos y puso siete tantos de brecha en el marcador, 19-12, que ya serían decisivos en el transcurso del partido. Siete tantos de ventaja para el de Pamplona es una renta muy grande a pesar de que sufrió molestias en la pierna.

Eso hizo que no sacara igual en los últimos tantos y que cometiera hasta cuatro faltas de saque, pero apareció su resto y su defensa. Se agarró a la cancha con uñas y dientes y a base de sufrir aguantó la renta hasta el final. También ayudaron algunos fallos en la mano de San Miguel bien en el peloteo y también al resto.

Hasta siete tantos de saque realizó el campeón y la mayoría de ellos eran restables. San Miguel en cambio no acertó con el saque y así se antojaba muy difícil la remontada. Se acercó a cinco tantos en varias ocasiones, 20-15, 22-17, 24-19, 27-22, 28-23 y 29-24, pero nunca bajó de ahí la diferencia. Así Urriza realizó el último saque y en una pelota clara San Miguel envió la pelota al suelo. un tanto que resumía bien el duelo y que ponía el 30-24 final.

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment