El Atlético de Madrid Navalcarnero sufrio para remontar e imponerse al Lacturale Orvina en un partido competido (1-4), en el que las rojiblancas hubieron de añadir mayor intensidad en la segunda parte, para darle la vuelta al 1-0 en contra y con una nefasta actuación arbitral, con criterios distintos a la hora de amonestar las jugadas.

Plantilla y entrenadores del lacturale Gurpea Orvina. Foto cdorvinake.es

Plantilla y entrenadores del lacturale Gurpea Orvina. Foto cdorvinake.es

El conjunto rojillo optó de inicio por esperar con una doble línea defensiva a diez y doce metros, concediéndole la posesión al Atlético de Madrid que sin embargo no lograba traducir en el dominio en el marcador. La ocasión más clara un penalti por manos de Cristina dentro del area que es sancionada con tarjeta amarilla, según la web del Orvina.

Sin embargo Rebeca atajo el disparo de la madrileña. Poco despues, en una jugada similar, la jugadora visitante Leti toca el balón con la mano y la falta no es sancionada con tarjeta amarilla,lo que provoca que a la salida de la falta llegaba el único tanto de la primera parte, obra de Mai Garde, que permitía al Lacturale adelantarse en el luminoso.

Las madrileñas intentaron reaccionar pero su falta de acierto en los metros finales, con un doble penalti lanzado por Natalia al larguero, como una de las ocasiones más calras, le impedía igualar el marcador antes del descanso.

Otra jugada clave, sería en una contra cuando Sandra Soto se va en velocidad y Leti le derriba, mostrando tarjeta amarilla, que tendria que ser la segunda y expulsada.
Ya en la segunda parte, el Atlético hacía si cabe mayor la diferencia en el control del tempo de partido, pero la igualaba no llegaba hasta que en el minuto 29, a la salida de una falta en jugada de estrategia Natalia batía a la cancerbera local Rebeca.

Poco después, con la expulsión de María Talavera, que estando en el suelo recibe una coz de la jugadora brasileña Fabi, ésta le responde dando una patada, y el arbitro viene y expulsa a la jugadora local, cuando o son las dos o no es ninguna. Esta jugada marco el desenlace del partido, ya que Leti hacía el 1 a 2 en superioridad numérica de las rojiblancas.

El técnico rojillo optaba entonces por el juego de cinco en busca de la remontada, situación de la que sacaba partido el Atlético con el tanto de Anita Luján desde medio campo. Poco después, las madrileñas erraban un nuevo doble penalti y la sentencia final llegaba de la mano de Ju Delgado que hacía el 1 a 4 definitivo, en una contra en superioridad ante la capitana del Lacturale.

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment